Expide Congreso Ley de Amnistía del Estado de Sinaloa 0 525

La Ley de Amnistía del Estado de Sinaloa fue aprobada por unanimidad por el Congreso del Estado de Sinaloa en sesión pública extraordinaria.

Con 33 votos, el Pleno aprobó dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, documento que registró su primera lectura y después se le dispensó la segunda.

Durante la etapa de la discusión, a favor de este dictamen hablaron el diputado Horacio Lora Oliva y María Victoria Sánchez Peña, ambos legisladores de Morena, y la diputada Elva Margarita Inzunza Valenzuela, del PRI.

Se expide la Ley de Amnistía con la finalidad de fortalecer el sistema de derechos que beneficie a todas las personas, principalmente aquellas que por alguna circunstancia se encuentren en situación de vulnerabilidad, particularmente en situación de pobreza.

Con la expedición del presente Decreto, esta Sexagésima Tercera Legislatura da un paso muy importante para subsanar las deficiencias e injusticias que podrían haber estado presentes en múltiples casos ventilados ante el sistema de justicia.

Con esta Ley se decretará amnistía en favor de las personas en contra de quienes se haya ejercitado o pudiere ejercitarse acción penal ante los tribunales del fuero común del Estado de Sinaloa, que no sean reincidentes respecto del delito por el que están indiciadas o sentenciadas, por los delitos cometidos antes de la fecha de entrada en vigor de la presente Ley.

No se concederá el beneficio de esta Ley a quienes hayan cometido delitos contra la vida, la integridad corporal, secuestro o hayan utilizado en la comisión del delito violencia o armas de fuego. Tampoco se podrán beneficiar las personas indiciadas por los delitos a que se refiere el Código Penal para el Estado de Sinaloa, cuando se califique como grave la culpa del indiciado o sentenciado.

Se dictaminaron tres iniciativas: de la diputada del PAS Jesús Angélica Díaz Quiñónez, del grupo parlamentario de Morena, que coordina Graciela Domínguez Nava y de los ciudadanos David Ernesto Ruiz y José Manuel Delgado. Todas coinciden en expedir la Ley de Amnistía del Estado de Sinaloa.

La Fiscalía General del Estado de Sinaloa solicitará a petición de la persona interesada o de oficio, la aplicación de esta Ley, declarando respecto de sus beneficiarios extinguida el ejercicio de la acción penal.

Se instruye para que el Gobernador del Estado integre una Comisión que coordine los actos para facilitar y vigilar la aplicación de la referida Ley.

De un análisis al marco normativo de las entidades federativas se observó que los Estados de Chiapas, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sonora y Veracruz, tienen vigente una Ley de Amnistía.

SE DECRETARÁ AMNISTÍA EN LOS SIGUIENTES CASOS:
I. Por los delitos de aborto, en cualquiera de sus modalidades, previsto en el Código Penal para el Estado de Sinaloa, cuando:
a) Se impute a la madre del producto del embarazo interrumpido; y
b) Se impute a las y los médicos, o a las y los parteros, siempre que la conducta delictiva se haya llevado a cabo sin violencia y con el consentimiento de la madre del producto del embarazo interrumpido.

II. Por los delitos imputados a personas pertenecientes a los pueblos y comunidades indígenas que durante su proceso no hayan accedido plenamente a la jurisdicción del Estado, por no haber sido garantizado el derecho a contar con intérpretes o defensores que tuvieran conocimiento de su lengua y cultura, en los siguientes supuestos:
a) Por defender su tierra, agua, bosques y selvas; y
b) Cuando se compruebe que se encuentran en situación de extrema pobreza, o de extrema vulnerabilidad por su condición de exclusión y discriminación, por temor fundado o porque hayan sido obligados por la delincuencia organizada.

III. Por el delito de robo simple y sin violencia, siempre que no amerite pena privativa de la libertad de más de cinco años.

IV. Por sedición, o por que hayan invitado, instigado o incitado a la comisión de otros delitos formando parte de grupos impulsados por razones políticas con el propósito de alterar la vida institucional, siempre que no se trate de terrorismo y que en los hechos no se haya producido la privación de la vida, lesiones graves a otra persona o se hayan empleado o utilizado armas de fuego.

V. Por los delitos contra la salud en la modalidad de narcomenudeo, en términos del artículo 474 de la Ley General de Salud, cuando:
a) Quien los haya cometido se encuentre en situación de pobreza, o de extrema vulnerabilidad por su condición de exclusión y discriminación, por tener una discapacidad permanente, o cuando el delito se haya cometido por indicación de su cónyuge, concubinario o concubina, pareja sentimental, pariente consanguíneo o por afinidad sin limitación de grado, o por temor fundado, así como quien haya sido obligado por la delincuencia organizada a cometer el delito;
b) Quien pertenezca a un pueblo o comunidad indígena o afromexicana, en términos del artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y se encuentre en alguna de las hipótesis mencionadas en el inciso anterior; y
c) Las personas consumidoras que hayan poseído narcóticos en cantidades superiores hasta de dos tantos a la dosis máxima de consumo personal e inmediato, a que se refiere el artículo 479 de la Ley General de Salud, siempre que no hayan sido con fines de distribución o venta.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *