Sendero busca transformar Parque Ecológico para diversificar su uso como espacio público 0 205

Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa IAP desmiente supuesto daño ecológico, privatización y destrucción de La Milla.

Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa IAP es la institución que se dedica a gestionar Jardín Botánico Culiacán, Parque Ecológico y otros proyectos, en colaboración con diversos actores sociales, para generar más espacios verdes de conservación, educación y recreación.

Su propósito es transformar espacios públicos en áreas verdes de conservación que integran e inspiran a la comunidad.

Culiacán, Sinaloa. 9 de julio del 2021.Esta IAP es auditada por 8 organismos locales y nacionales en temas de transparencia. Cada peso que entra por medio de donaciones es utilizado para fines específicos de estos espacios como mantenimiento, investigación científica, educación, servicios básicos, entre otros. En Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa IAP nadie obtiene una ganancia económica, todo peso ingresado se transparenta.

Parque Ecológico es uno de los espacios que gestiona Sociedad Botánica. Este parque es el área verde recreativa y pública de 20 hectáreas ubicada a un costado de Jardín Botánico Culiacán. Es un lugar por el que todos pueden circular.

“Proyecto Sendero busca transformar Parque Ecológico para diversificar su uso como espacio público y recibir un mayor número de usuarios en horarios más amplios, no se privatizará, no se ocasionará un daño ecológico con la obra y no se destruirá La Milla” señaló Bárbara Apodaca Cabanillas, directora de Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa IAP.

En rueda de prensa acompañada de diversos colectivos, especialistas y ciudadanos, Bárbara Apodaca detalló que en 2019 se realizó un estudio entre los usuarios del Parque Ecológico, el cual demostró que:

  • Parque Ecológico recibe aproximadamente 600 000 visitas al año
  • Sólo el 30 % utiliza este espacio en su parte interior.
  • El uso más frecuente son caminatas por la tarde
  • Los motivos por los cuales la mayoría de la gente no usa el interior del parque son: La sensación de inseguridad, la falta de iluminación, la falta de inclusión para diferentes usuarios y la falta de accesos para las personas que vienen de la zona norte

“De acuerdo a ONU-Habitat, para cumplir con su rol cívico, los espacios públicos deben ser incluyentes, conectados, seguros y accesibles en su diseño e infraestructura, se trata de aprender a compartir el espacio que es de todos”, expresó.

En la rueda de prensa se contó con la presencia y respaldo del arquitecto Jorge Hernández; Alberto Medrano, director del IMPLAN; Carlos Inzunza, del Colegio de Arquitectos; Andrés Salazar, de Mapasin; Manuel Valdez, del Observatorio Latinoamericano de Accesibilidad; Fernanda Peña, usuaria y emprendedora de un comercio cercano al espacio; David Vargas, corredor y vecino del parque; Mauro Canale, integrador social y activador físico; y Enrique Vidales, usuario del espacio.

“El acercamiento que tuvo Jardín Botánico para el Observatorio Latinoamericano de Accesibilidad fue excelentemente visto, ya que están preocupados y ocupados en brindar acceso, participación e inclusión a personas con algún tipo de situación, y están perfectamente abiertos a que este espacio esté disponible para la mayor cantidad de usuarios”, señaló Manuel Valdez.

Bárbara Apodaca reiteró que la obra conservará la vegetación existente y durante el momento de su construcción no interrumpirá el uso común del espacio.

“Los parques unen espacios, en este caso, Ciudad Universitaria y toda la zona habitacional que circunda al Jardín Botánico. Es espectacular la cantidad de gente que podemos mover de esta zona arborizada. Entonces en esta parte, efectivamente, por parte del alcalde, que es el presidente del Consejo Directivo del IMPLAN, le dimos el visto bueno y apoyamos fuertemente que se concrete este proyecto”, comentó Alberto Medrano.

Luego de diversas expresiones de un grupo reducido de usuarios de La Milla que se encuentra al interior del Parque Ecológico, Bárbara Apodaca desmintió con hechos y respeto los señalamientos de quienes están en contra del proyecto.

Con documentos en mano demostró que la Manifestación de Impacto Ambiental de la obra del Sendero ya se presentó ante la Secretaría de Desarrollo Sustentable el día 28 de junio.

No tendrá cruces, sino puntos de encuentro entre distintos tipos de usuarios; justo como sucede en los cruces viales, donde su correcto uso es la base fundamental del respeto y el orden vial, apoyado, claro está, con señalamientos y normatividad”, estableció Bárbara Apodaca.

Asimismo, Bárbara Apodaca puso a disposición de los medios de comunicación la minuta de la mesa de trabajo que Sociedad Botánica, con la intervención de SEDESU, estableció con el grupo de usuarios inconformes con el proyecto donde se tomaron distintos acuerdos y que está debidamente firmada por Melchor Peiro, Yamel Rubio, Marcela Castillo, Rogelio Prieto, César Aguilar, Manuel Valdez, David Vargas, Cecilia Acosta, directora de Ecología del Ayuntamiento de Culiacán, e Isabel Mendoza, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Sinaloa.

Subrayó que en la minuta se plasmó que la SEDESU organizará un foro de consulta ciudadana y que se instalará un comité de seguimiento del Parque Ecológico, por lo que categóricamente negó que Sociedad Botánica esté cerrada al diálogo y a atender las inquietudes de quienes han manifestado su rechazo al Sendero y que representan una mínima parte de los usuarios del espacio.

Abundó que Sendero es una obra licitada por la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno de Sinaloa y diseñada por Sociedad Botánica, la cual atiende las recomendaciones de la ONU con una intensa y bella arborización, especies de la región, iluminación y equipamiento para uso y disfrute de la gente de Culiacán, que al mismo tiempo, conectará toda la manzana, promoviendo la movilidad segura de la zona.

“Sendero será un hilo conductor de norte a sur, con una longitud de 700 metros y una trayectoria que respeta la vegetación existente, el proyecto permitirá a los usuarios entrar en contacto con la naturaleza, a través de una caminata de 1167 pasos, apreciando desde cerca la flora y fauna espectaculares del lugar”, puntualizó

Bárbara Apodaca enumeró importantes beneficios para Culiacán que traerá el proyecto, tales como:

  • Conservación de flora y fauna regionales.
  • Más de 2000 árboles que serán hogares de polinizadores.
  • Un nuevo espacio público incluyente que todos podrán recorrer.
  • Un nuevo acceso desde las colonias de la zona norte.
  • Equipamiento con más de 100 luminarias, bancas y botes de basura.
  • Posicionamiento de la ciudad como un referente turístico.

 

Bárbara Apodaca compartió las actualizaciones de distintos estatus:

 Estatus de la obra: La obra de momento se encuentra en pausa mientras se llega a un acuerdo general, las máquinas permanecen en el espacio, puesto que trasladarlas continuamente es costoso y complejo.

Permisos: Es competencia de la Secretaría de Obras Públicas, sin embargo, Sociedad Botánica se dio a la tarea exclusiva de solicitar el Manifiesto de Impacto Ambiental.

Estatus de amparo: El proceso continúa en el Juzgado Segundo de Distrito conforme a los plazos correspondientes.

Finalmente, la directora de Sociedad Botánica hizo una invitación a la comunidad: “No duden en buscarme directamente y con mucho gusto podemos reunirnos las veces que sean necesarias, siempre y cuando sea para construir y colaborar en pro de las causas que nos unen”.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *