Santuario Ostok impulsa y se especializa en el rewilding para salvar la vida silvestre de México 0 85

Ciudad de México 02 de marzo del 2022. – En el marco del Día Mundial de la Vida Silvestre, que se celebra este 3 de marzo, el Santuario Ostok de Culiacán, Sinaloa, informa que en tan solo seis meses ha liberado ya a 200 animales silvestres en hábitats naturales, convirtiéndose en uno de los primeros santuarios en México que está promoviendo y realizando labores de rewilding (refaunación) sistemáticamente para detener la grave extinción de especies que estamos atravesando y para regenerar ecosistemas completos.

De acuerdo con la  Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) hemos perdido en México poco más del 50 por ciento de los ecosistemas naturales que existían. Esta enorme pérdida es una de las razones por las que actualmente más de dos mil 600 especies de fauna silvestre se encuentran en alguna categoría de riesgo (535 en grave riesgo) lo que nos coloca como el país con mayor número de especies en peligro de desaparecer.

El Director del  Santuario Ostok, Ernesto Zazueta, indicó que el rewilding es uno de los programas más importantes que están impulsando porque es una de las estrategias que se está llevando a cabo en todo el mundo para salvar y conservar especies. Y es que explicó que la desaparición y deterioro de los ecosistemas es tan grave que ya no basta con resguardar y/o proteger a las especies que quedan, sino que es necesario recuperar por completo los hábitats de las especies.

“El rewilding plantea que algunas especies tienen roles tan indispensables o vitales en sus ecosistemas que deben reintroducirse aun cuando llevan tiempo extintas en vida silvestre. Nosotros nos estamos especializando en esta estrategia. Primero rehabilitamos a los animales y los valoramos conductual y físicamente para saber si ya se pueden valer por sí mismos en el medio natural y si son capaces de sobrevivir con su propia fuerza. Posteriormente se realiza una investigación del hábitat para saber si sí pertenecen a ese medio y si éste  está en condiciones para que la especie encuentre alimento y pleno bienestar”.

Amado Zazueta García, director de la unidad de rescate del Santuario Ostok, detalló que con el trabajo de veterinarios, biólogos y otros expertos han rescatado a un promedio de 400 animales y que de ellos han logrado reintroducir o liberar en vida silvestre a al menos 200, entre los que destacan reptiles de la región, cocodrilos, guacamayas y otros psitácidos endémicos de México, linces, tlacuaches, mapaches, etc.

“En esta ocasión reintroducimos cuatro cocodrilos en la Laguna de Chiricahueto, ellos fueron extraídos de esta zona con la intención de ser traficados. Afortunadamente logramos rescatarlos, los rehabilitamos y como no nacieron bajo cuidado humano sin ningún problema podemos regresarlos”.

De igual manera en esta Laguna que es conocida como un paraíso en Sinaloa para las aves migratorias, fueron liberados 30 patos migratorios, luego de que los expertos indicaron que las condiciones del hábitat son las adecuadas para que dichas especies puedan readaptarse por unos días y posteriormente regresar a sus países de origen.

“Van a buscar a parvadas de su misma especie y en unas cuantas semanas se van a regresar a Norteamérica, a Canadá y Estados Unidos principalmente. Lamentablemente en todo el mundo se están reintroduciendo especies en hábitats a los que no pertenecen, metiendo artificialmente fauna a otro nicho ecológico en el que muchos logran fortalecerse y terminan desplazando a las especies nativas, adueñándose de un ecosistema que no es suyo y poniéndolo en riesgo”, precisó el biólogo Antonio Martínez, responsable de la liberación de los patos.

En este sentido, Amado Zazueta, lamentó que haya pseudo animalistas o activistas que exijan que determinados animales, como los de zoológicos, sean reintroducidos en vida silvestre sin tomar en cuenta si nacieron bajo cuidados humano, si están importados, si su hábitat sigue existiendo o si están en condiciones físicas  y conductuales para ser liberados.

“Es muy importante tener en cuenta que hay muchos animales que no pueden regresar al medio silvestre. Por ejemplo en los zoológicos hay tigres que no son de México, y que varias de sus generaciones han nacido bajo cuidado humano. Si liberáramos a un animal como este en nuestro territorio podríamos causar un importante daño al hábitat, pero lamentablemente muchas veces las personas no tienen conocimiento sobre vida silvestre y dicen que no van  a descansar hasta ver a todos los animales libres corriendo por los bosques o selvas, sin saber que eso podría poner el riesgo ecosistemas completos”, concluyó.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *