Cumple GPO con regulaciones de la banca internacional en materia social y gestión ambiental 0 50

La planta de fertilizantes implementa programas para atender el rezago en temas como medio ambiente, empleo, deporte, salud, comunidad, cultura y educación.

AHOME, SINALOA. – Con el propósito de mejorar la calidad de vida de las personas en las comunidades cercanas al proyecto, GPO Planta de Fertilizantes ha implementado diversos programas de beneficio común, y cumple así con los estándares reguladores de instituciones financieras internacionales.

De esta manera, dijo Brenda Norzagaray, vocera de la empresa, ésta se apega a las normas de desempeño de los Principios del Ecuador y de IFC Guide Lines, lo que le permitió obtener la garantía de financiamiento para el proyecto de construcción de la planta de fertilizantes.

Los recursos ya han sido aprobados por parte del Banco de Reconstrucción de Alemania y un consorcio de instituciones financieras internacionales por un monto total de 1250 millones de dólares, que puede escalar para actualizar el costo del proyecto al índice inflacionario.

De acuerdo a la vocera de la empresa Gas y Petroquímica de Occidente, que impulsa la construcción de la planta de fertilizantes en Topolobampo, el cumplimiento de todos y cada uno de los apartados contenidos en los Principios del Ecuador y del IFC Guide Lines, fue validado con la autorización del financiamiento internacional el año pasado.

Esta normativa (Principios del Ecuador) sirve como una línea base y un marco de referencia para que las instituciones financieras identifiquen, evalúen y gestionen los riesgos ambientales y sociales al financiar proyectos, y a los cuales fue sometido el proyecto de la planta de fertilizantes antes de aprobar los recursos ya autorizados para GPO.

Brenda Norzagaray recordó que, en 2003, diez bancos internacionales adoptaron inicialmente los Principios del Ecuador, que ahora aplican casi 70 instituciones de financiamiento de proyectos de más de 25 países de todas las regiones del mundo, y que son condición necesaria para que empresas puedan recibir crédito internacional para sus proyectos.

En el caso de las IFC Guide Lines, que son las Normas de Desempeño de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), son pautas de referencia internacional para la detección y la gestión del riesgo ambiental y social, y que también son condición obligada para obtener financiamiento, siempre y cuando la empresa pueda comprobar buenas prácticas industriales a nivel internacional.

La funcionaria de GPO recordó que antes de aprobarle el crédito de 1250 millones de dólares para la planta de fertilizantes en su primera fase, esta empresa fue sometida a una serie de auditorías semestrales, que duraron seis años de seguimiento y evaluación, y solamente hasta que se cumplieron a cabalidad se aprobó el financiamiento.

Esto nos habla del alto nivel de supervisión que ha tenido el proyecto por parte de la banca internacional para aprobar el crédito para la construcción, lo cual es muy habitual en grandes proyectos industriales en el mundo, dijo Norzagaray.

Manifestó que, por esa razón, GPO, con el apoyo de la empresa consultoría C3Consensus, realizó un estudio de línea base para detectar la problemática social y las principales necesidades de las comunidades cercanas al proyecto, lo que sirvió de marco de referencia para elaborar una serie de programas emergentes de atención que siguen vigentes hasta la fecha.

Por citar algunos de los programas implementados desde hace siete años en la zona de influencia del proyecto, GPO mantiene vigentes programas como el de Fomento Educativo, de Apoyo al Deporte, Apoyo a la Salud de los Pueblos Originarios, Programa de Talleres para Mujeres, Programa de Talleres de Capacitación, Programa de Apoyo Local, Apoyo al Sector Pesquero y el de Atención de Emergencias, que han sido evaluados de manera permanente por la banca internacional para garantizar su cumplimiento.

Asimismo, se han implementado varios programas ambientales, una vez que se llevó a cabo el estudio de línea base medio ambiental, que arrojó datos sobre las condiciones imperantes en el entorno, previo a la llegada de la planta de fertilizantes.

Es decir, en qué condiciones se encuentra la bahía de Ohuira y el sistema lagunar en general, antes de la construcción y operación de la planta, dando así cumplimiento a las Normas de Desempeño de la Corporación Financiera Internacional (IFC Guide Lines, por sus siglas en inglés).

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *