Reconoce Agricultura 30 años de labor ininterrumpida del Sistema de inspección fito y zoosanitaria 0 60

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, señaló que los oficiales de inspección de sanidad agroalimentaria tienen una gran responsabilidad en sus manos, ya que México es uno de los países con mayor intercambio comercial a nivel mundial.
 
El 45 por ciento de las operaciones que se realizan en la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicano, son de productos agroalimentarios.

Ciudad de México a 13 de julio de 2021. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural conmemoró el 30 aniversario de la Profesionalización del Servicio de Inspección de productos agroalimentarios, la primera barrera para disminuir el riesgo de que ingresen y se diseminen plagas y enfermedades de importancia cuarentenaria, lo que ha potenciado a México como uno de los mayores productores de alimentos sanos y seguros del mundo.

Al encabezar la celebración virtual, el titular de la dependencia federal, Víctor Villalobos Arámbula, entregó un reconocimiento a la médica veterinaria zootecnista Rebeca García Rodríguez, en representación de los 125 oficiales de inspección que han permanecido en servicio desde el inicio de la profesionalización, en 1991.

El secretario felicitó a los mil 340 oficiales del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) que examinan mercancías de origen vegetal y animal en 85 Oficinas de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA) ubicadas en todos los puertos, aeropuertos y fronteras de ingreso a México y en 19 Puntos de Verificación e Inspección Federal (PVIF) instalados en puntos estratégicos del país.

El objetivo es evitar que circulen por carreteras o ingresen al país animales vivos, productos cárnicos y vegetales que pudieran contener plagas y enfermedades no nativas del país, cuya presencia y diseminación pondrían en riesgo la producción de alimentos en México.

Villalobos Arámbula subrayó que el presidente Andrés Manuel López Obrador valora altamente el trabajo de los inspectores fitozoosanitarios de México, por lo que es su instrucción fortalecer el Sistema y brindar garantías al personal que con su esfuerzo contribuye a garantizar el abasto de alimentos, así como al desarrollo económico y social del país.

Señaló que los oficiales de inspección tienen una gran responsabilidad en sus manos, ya que al ser México uno de los países con mayor intercambio comercial a nivel mundial y un destino turístico preferente de millones de extranjeros, el riesgo de introducción de plagas y enfermedades exóticas es muy alto.

Esta seguridad que tenemos como país, dijo, descansa en su profesionalismo y ética para desarrollar esta actividad crucial para el desarrollo de nuestra agricultura y nuestra sociedad.

El director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, subrayó que la Profesionalización del Servicio de Inspección fue un parteaguas en el trabajo que opera Agricultura para garantizar que lleguen a la mesa de los mexicanos, alimentos sanos y seguros.

Indicó que por su alta responsabilidad, el personal de inspección no ha dejado de trabajar ni un solo día de manera presencial, desde el inicio de la pandemia por COVID-19, lo que ha contribuido a que no se interrumpa la cadena de abasto de alimentos.

Por ello, llegar a 30 años de la Profesionalización del Servicio de Inspección es motivo de celebración a nivel nacional, en reconocimiento de más de mil 300 profesionales que con su esfuerzo garantizan el alimento y el desarrollo de más de 120 millones de mexicanos, anotó.

El director general de Inspección Fitozoosanitaria del Senasica, Jorge Luis Leyva Vázquez, indicó que una parte fundamental del éxito de la Profesionalización del Servicio de Inspección es la exigencia de que los oficiales cuenten con alto perfil académico en áreas de medicina veterinaria, agronomía y biología.

Destacó la conversión tecnológica que ha fortalecido la labor de vigilancia, ya que recordó, hace años los oficiales tenían interacción directa con los usuarios y se requería el uso de papel y firmas autógrafas, pero hoy en día no existe interacción directa con los usuarios y se ha digitalizado el proceso.

Esta transición derivó en que el 45 por ciento de las operaciones que se realizan en la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicano sean de productos agroalimentarios, con la ventaja de que los trámites a distancia agilizan las operaciones comerciales y garantizan la incorruptibilidad.

La Profesionalización del Servicio de Inspección tiene su origen en 1991 a través de la Coordinación del Servicio de Cuarentena Vegetal y Animal, establecida  como una medida adicional para avanzar en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Un año después, el gobierno federal creó la Comisión Ejecutiva de Inspección Fitozoosanitaria (CEIFI) en Puertos, Aeropuertos y Fronteras, y en 1994 constituyó la actual Dirección General de Inspección Fitozoosanitaria (DGIF), que integra las tareas de cuarentena que se realizaban por separado en sanidad animal y vegetal.

Para conmemorar el 30 aniversario de la Profesionalización del Servicio de Inspección, el Senasica organizó ponencias virtuales de especialistas internacionales en inspección fito y zoosanitaria de Estados Unidos, Australia, Alemania, Canadá, Chile y México.

En conferencias magistrales, los expertos presentaron temas como: Sistemas de inspección aplicados a la movilización nacional y comercio exterior; Tratamientos sanitarios y muestreos aplicados a la movilización nacional y comercio exterior, y Comercio exterior para la eliminación de barreras no arancelarias, retos para los próximos veinte años.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *