Cumple el programa Producción para el Bienestar con 89.9 por ciento de sus metas anuales de dispersión 0 57

El programa prioritario se apega a los principios de la Cuarta Transformación, al beneficiar a productores de pequeña y mediana escala, a productores de pueblos indígenas y a mujeres.
 
El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez Carrera, afirmó que el programa avanza en el camino de la autosuficiencia alimentaria con sustentabilidad, y atiende el Decreto presidencial de reducción y posterior eliminación de uso del glifosato.

Ciudad de México a 6 de julio de 2021. – Al cierre del primer semestre, el programa Producción para el Bienestar (PpB) cubrió 89.9 por ciento de sus metas de dispersión de apoyos, con un monto de 11 mil 329 millones de pesos en favor de un millón 979 mil productores de pequeña y mediana escala de maíz, frijol, trigo, arroz, otros granos, amaranto, chía, café, caña de azúcar, cacao y miel de abejas Apis y Meliponas, informó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez Carrera.

En conferencia de prensa virtual, precisó que el avance anual en términos de número de productores es de 86 por ciento y que la meta de cierre de año implica un total de dos millones 300 mil productores.

Suárez Carrera comentó que el programa, enfocado en el reto de la autosuficiencia alimentaria, tiene el objetivo de brindar liquidez para que los productores inviertan en sus labores en campo, y lo hace con una perspectiva de sustentabilidad, por medio de sus Estrategias de Acompañamiento Técnico y de Fomento al Acceso al Financiamiento.

“Para nosotros es prioritario fomentar la producción y la productividad con un enfoque de derechos humanos y reduciendo el uso de agroquímicos, lo que implica impulsar, con metodología y capacitación, prácticas sustentables y agroecológicas, con respeto al medio ambiente y a la biodiversidad; con fórmulas que permiten restablecer el recurso suelo de los productores y que generan una alimentación saludable para las familias de los propios productores y para la población en su conjunto”, dijo.

Con esto además estamos trabajando para cumplir el Decreto presidencial del 31 de diciembre de 2020, el cual mandata la reducción paulatina y eventual eliminación del uso del glifosato, agregó.

Señaló que PpB este año incorpora por primera ocasión a productores de cacao y de miel de abejas Apis y Melipona (con y sin aguijón, respectivamente) con apoyos directos y acompañamiento técnico.

En este 2021, el programa también ajustó al alza las cuotas de apoyo por hectárea, con cuota preferencial a los productores de chía y amaranto, lo que permite estimular más la producción de estos alimentos de alto valor nutricional y cultural.

Asimismo, destacó el hecho de que, con su Estrategia de Acompañamiento Técnico, el PpB está impulsando prácticas agroecológicas que permiten desplegar el potencial productivo de los campesinos.

Esta Estrategia, refirió, está presente en 34 regiones que implican 27 estados de la República y 500 municipios y ha atendido a 112 mil 842 productores por medio de mil 184 técnicos agroecológicos, sociales y promotores comunitarios, así como con el apoyo de siete mil becarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, quienes, al capacitarse, entrenarse y realizar prácticas sustentables, se convierten en embrión de promoción agroecológica para el futuro.

Indicó que este programa prioritario se sustenta en los principios de la Cuarta Transformación y por tanto hace contraste con los programas que le precedieron anteriores administraciones: Procampo y Proagro.

Los principios, comentó, son:

1 y 2.- Disminuir desigualdades, y Por el bien de todos primero los pobres. En este gobierno el programa se centró en productores de pequeña escala, con superficies menores a cinco hectáreas, y de mediana escala, que tienen más de cinco y hasta 20 hectáreas. Eso permitió incorporar a más beneficiarios con esta tipología, quienes representan 85 por ciento del total en el país. El Procampo no puso límites en número de hectáreas y Proagro apoyó a productores con hasta 80 hectáreas, agregó.

Del total de productores apoyados en el primer semestre de 2021, el 84 por ciento son de pequeña escala y el resto son de mediana escala, abundó Suárez Carrera.

3.- No dejar a nadie atrás. En los gobiernos previos, con Procampo/Proagro, los productores del norte del país llegaron a capturar 31 por ciento del presupuesto de esos programas, no obstante representar sólo 13 por ciento de los productores del país. Ahora, con PpB la dispersión concuerda en proporción con el número de productores de cada región. Así, el 60.7 por ciento del recurso queda en manos del sur sureste y para el norte va 13 por ciento.

4.- Apoyar preferentemente a productores indígenas. Producción para el Bienestar da prioridad a la atención a municipios con población indígena; en el Plan Nacional de Desarrollo se estableció que el programa atendería a 657 mil productores indígenas, y en los hechos la cobertura es mucho mayor. En el primer semestre de 2021 el apoyo a estos productores sumó a un millón 134 mil. Procampo antes apoyó a 632 mil productores indígenas y Proagro lo hizo con 420 mil.

5.- Igualdad efectiva entre hombres y mujeres. El programa reconoce la importancia vital de la mujer en la producción de alimentos para el autoconsumo familiar y para el abasto de mercados, y del total de sus beneficiarios, 32.8 por ciento son mujeres. Ello, aun cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que la posesión formal de la tierra recae sólo en 16 por ciento en ellas.

6.- Pago directo y oportuno. Este año, el 89.9 por ciento de los recursos fueron dispersados prácticamente en el primer trimestre del año, de manera directa, con pagos vía depósitos bancarios y giros de Telecomm. En el pasado, con los programas previos, la queja constante fue que los recursos llegaban ya que las siembras habían sido realizadas y por tanto carecían de efecto productivo.

7.- Recuperación de las cuotas. Cuando nació Procampo, en 1993 la promesa gubernamental fue dar apoyos por hectárea equivalentes a 100 dólares, lo cual se incumplió, pues en 1999 el apoyo fue de alrededor de 74.1 dólares, en 2018 de 83.2. PpB ha impulsado una recuperación y este 2021 el apoyo por hectárea fue de un equivalente a 95.7 dólares.

8.- Rescate del campo. El presupuesto creciente del programa, de 14 mil 500 millones de pesos este año, rebasa lo que invierten las 32 entidades federativas este año en el campo, 12 mil 924 millones de pesos, y si se considera la suma de PpB con otros programas como Precios de Garantía y Sembrando Vida (de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat), se potencia el apoyo, lo cual contradice críticas de que el Gobierno ha abandonado al medio rural.

Durante la conferencia, el director general de Organización para la Productividad, Héctor Robles, y la directora general de Autosuficiencia Alimentaria, Mariel Zamora, describieron la Estrategia de Acompañamiento Técnico de PpB, en el primer caso, y la Estrategia de Fomento al Acceso al Financiamiento, en el segundo.

Héctor Robles destacó las prácticas agroecológicas que se promueven entre los productores para mejorar suelo y planta y para elevar productividad, tales como prácticas de conservación de suelos, Maíz Intercalado con Árboles Frutales (MIAF), incorporación de materia orgánica, uso de lombricompostas y lixiviados, prácticas mecánicas de descompactación de suelos, uso de materiales vegetativos y liberación de insectos benéficos.

Todo esto, dijo, redunda en la mejoría del patrimonio suelo del productor, en mayores rendimientos y en alimentos saludables.
Mariel Zamora informó que en colaboración con la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), la Secretaría de Agricultura diseñó el Programa Crédito Seguro-Producción para el Bienestar, como una estrategia de PpB.

El objetivo de esta Estrategia es incentivar e impulsar –por medio de financiamiento blando— la transición en el modelo de producción, de un modelo basado en agroquímicos a uno de producción sustentable.

Esta Estrategia actualmente diseña pilotos focalizados que se ejecutarán en el segundo semestre de 2021. Corresponden a Chiapas, con maíz; Zacatecas y Durango, frijol; Colima, arroz; Morelos, caña de azúcar; Chiapas, Chihuahua, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz, leche, y Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Puebla y Veracruz, con café.

En la conferencia se realizó un relanzamiento del Buscador de Beneficiarios de Producción para el Bienestar, disponible en la web de Agricultura, gob.mx/agricultura, en particular en la liga https://www.suri.agricultura.gob.mx:8017/buscadorBeneficiario

El subsecretario pidió que se exhorte a los productores que rechacen todo tipo de abusos y corrupción. Para mayor información, dio a conocer los teléfonos y dirección electrónica de contacto del programa: 55 38 71 10 00 extensiones 40429, 40440, 40432, 40428, 40427 y 40425; atenció[email protected] Para denunciar actos de corrupción, dijo, están disponibles los números: 800 906 1900 y 55 38 71 10 00, extensiones 29137 y 29105, y el correo: [email protected]

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *