Rinden homenaje póstumo a piloto aviador caído en accidente aéreo 0 6230

Culiacán. – La aviación civil rinde homenaje póstumo al capitán piloto aviador fallecido en accidente aéreo en la sierra de Durango el pasado sábado a mediodía, luego de contar con servicio funerarios el cuerpo de Emmanuel Arteaga Landeros, quien en vida contaba con 32 años, fueron trasladados al hangar del Colegio del Aire de Sinaloa, en el aeropuerto internacional de Culiacán.

Ahí amigos y compañeros de la aviación, montaron por grupos guardia de honor, a quien se le distinguía por su sonrisa a flor de piel, gran ser humano y de familia.

Inició su trayectoria aeronáutica, hace aproximadamente 10 años en el mantenimiento estético, además de ayudante de mecánico de las aeronaves, formándose en el Colegio del Aire de Sinaloa (CAS) que dirige el CPA Gerardo Salazar Ramírez, cumpliendo su sueño como integrante de la primera generación de pilotos comerciales de dicho Colegio.

Contaba con capacidades de Cessna 152, 172, 182, 206, 210, 414, 421; bimotor Piper Seneca,  Beechcraft Air King 250, Piper Navajo, Piper Aztec.

Era el encargado de las operaciones del CAS, gracias a su experiencia ganada con alrededor de mil horas vuelo.

Hijo del reconocido capitán “Hidalgo” en el mundo de la aviación en Culiacán, quien también falleció en accidente aéreo en los mismos rumbos en un Cessna 182.

Tras los honores al cuerpo presente, bomberos de la terminal aérea con camiones de ataque rápido de incendios, realizaron el ritual de despedida por todo lo alto con el Arco de Agua, que conmocionó a los presentes, con aviones con motores encendidos en formación a los costados del cortejo fúnebre, para desearle Vuelos Altos al capitán caído.

La última morada del capitán, fue en el panteón Jardines del Humaya, donde 4 aeronaves surcaron los cielos en su honor.

Cabe mencionar el accidente se registró el sábado anterior alrededor de mediodía, entre los poblados Guadalupe y Llanitos del municipio de Canelas, Durango, como resultado otros dos jóvenes más perdieron la vida, de nombres Carlos y Valeria reconocidos atletas de triatlón en San Luis Potosí.

Los restos fueron rescatados al día siguiente por personal de Protección Civil de Sinaloa y Durango, gracias al apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional con un helicóptero Black Hawk UH-60 de la Fuerza Aérea Mexicana, debido a la dificultad para acceder por los fuertes corrientes de viento entre las montañas de la Sierra Madre Occidental.

Luego del rescate fueron trasladados a la terminal aérea de Culiacán, desde se había elevado el Cessna 182 matrícula XB QOX ese fatidico día.

Las causas del accidente, será determinadas al culminar las investigaciones por parte de especialistas de la Agencia Federal de Aviación Civil de la SCT.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *