Los productores de pequeña escala, agentes centrales para transitar hacia un sistema agroalimentario sustentable 0 55

Agricultura realizó la videoconferencia “La Estrategia de Acompañamiento Técnico de Producción para el Bienestar y sus Jóvenes Construyendo el Futuro”, donde se expuso el trabajo de éstos como agentes promotores comunitarios de la EAT.

Productores de pequeña y mediana escala, imprescindibles para fortalecer la producción y oferta nacional de alimentos, destacan participantes.

Ciudad de México; a 19 agosto de 2020. – El programa Producción para el Bienestar (PpB) y su Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT) ha definido una nueva ruta en la política agrícola del país al colocar a las productoras y productores de pequeña y mediana escala como elemento central en la conformación de un sistema agroalimentario justo, saludable, sustentable y competitivo, afirmó el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera.

Subrayó que alrededor de este esquema, que es propio de la Cuarta Transformación, están los técnicos agroecológicos y sociales, y también los promotores comunitarios, quienes en esta estrategia son becarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF) de la Secretaría del Trabajo.

Al participar en la conferencia número 11 del ciclo Autosuficiencia Alimentaria e Innovación Tecnológica con Prácticas Sustentables, que organiza la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el funcionario dijo que la transformación hacia ese sistema será posible sólo con las y los productores, a quienes se les ve como sujetos con derechos, conocimientos pertinentes y con una perspectiva sobre su aporte indiscutible a la oferta alimentaria nacional.

“Es un gran acierto la colaboración interinstitucional que tenemos entre PpB y Jóvenes Construyendo el Futuro, en la que se trabaja por mejorar su articulación, pues resulta clave para el relevo generacional en el campo”, señaló.

Otro elemento de la nueva ruta de política agrícola, agregó, es la eliminación del concepto de extensionismo por el de acompañamiento técnico, pues el primero implica una visión autoritaria, y un elemento más es el protagonismo que están asumiendo las mujeres y la población indígena: más de 30 por ciento de las beneficiarias de PpB son mujeres; 65 por ciento de los becarios de JCF son mujeres, y 82 por ciento son jóvenes indígenas.

En la conferencia, realizada de forma virtual, “La Estrategia de Acompañamiento Técnico de Producción para el Bienestar y sus Jóvenes Construyendo el Futuro”, el titular del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Luis Ángel Rodríguez del Bosque, abordó el papel de instancia ejecutora que tiene este instituto en la Estrategia, misma que se desarrolla en 23 regiones del país.

Recordó que el objetivo de la Estrategia es propiciar el tránsito de productores de pequeña y mediana escala hacia una agricultura sustentable, por medio del diálogo de saberes: esto es, de la integración del conocimiento heredado de los productores con técnicas científicas y modernas agroecológicas, estas últimas trasmitidas por técnicos agroecológicos, coordinadores regionales, productores innovadores y científicos, todos ellos participantes de la EAT.

“En este proyecto se han planteado metas que se cumplirán a través de la capacitación en mil 383 Módulos de Intercambio de Conocimientos e Innovación (MICI), bajo el esquema de Escuelas de Campo ‘Aprender haciendo’, con una asistencia de más de 72 mil productores y técnicos en granos, café y caña de azúcar.

Además, los productores estarán mejorando sus esquemas de producción y adoptarán al menos dos tecnologías agroecológicas, que se estarán usando en las parcelas de producción”, expresó.

El director general de Alimentación y Logística de la Secretaría de Agricultura, Héctor Robles, señaló que la EAT tiene como sujetos de atención a productores de pequeña y mediana escala. “Estamos reconociendo su importancia y sus grandes aportes a la producción nacional. Las pequeñas unidades de producción generan 54 por ciento de la producción de alimentos en el país, el 80 por ciento del empleo contratado y pagado y además son cuidadores de la biodiversidad”, subrayó.

La EAT, dijo, valora a estos productores y otra prioridad que tiene es afrontar los problemas ambientales que han generado pérdida de suelo, contaminación del agua, enfermedades de la población producidas por el uso excesivo de agroquímicos, desertificación y pérdida de recursos naturales.

El director general de Operación e Innovación de Jóvenes Construyendo el Futuro, de la Secretaría del Trabajo, Rodrigo Ramírez Quintana, refirió que el programa tiene una cobertura en más de 99 por ciento de los municipios del país, con un millón 437 mil beneficiarios; 58 por ciento de ellos son mujeres.

Destacó la necesidad de eliminar estigmas hacia los jóvenes. “Ellos son el futuro y también el presente”, y la beca que este año reciben, de tres mil 748 pesos mensuales, junto con un seguro médico, contribuye para que se capaciten y descubran y fortalezcan sus potenciales productivos y así aporten al futuro de la nación.

Indicó que del total de aprendices de JCF, 52 por ciento está en el ámbito rural y 137 mil 500 están como becarios en instancias agropecuarias.

En la EAT participan más de ocho mil 300 becarios de JCF, presentes en 11 estados de la República, en 230 municipios, fundamentalmente en territorios indígenas de Guerrero, Chiapas, Oaxaca e Hidalgo (las demás entidades son Michoacán, Veracruz, Puebla, Yucatán, México, Guanajuato y Jalisco).

Son jóvenes aprendices que trabajan de la mano con sus tutores, esto es, sus padres, abuelos, tíos o vecinos y reciben asesoría permanente de los técnicos de PpB, además de contar con el acceso a una plataforma de capacitación, dispuesta específicamente para ellos, la cual involucra 22 módulos de aprendizaje divididos en temas agroecológicos, sociales y de política pública.

En promedio tienen 22 años de edad y cuentan, en su mayoría, con educación primaria y secundaria.

La conferencia implicó un conversatorio donde participaron Gustavo Gordillo de Anda, experto en temas rurales y desarrollo regional, y también representantes de los agentes protagónicos de la Estrategia de Acompañamiento Técnico: Elizabeth Rodríguez Rojas, coordinadora de la Región 6 de la Estrategia, en la Cañada y Papaloapan, Oaxaca, quien compartió pantalla con Moisés Felipe Antonio, becario de Jóvenes Construyendo el Futuro, de la Comunidad Cerro Mirador, municipio San Juan Bautista, Oaxaca.

También, participaron María Teresa Pérez Pérez, productora de maíz del municipio de Huitiupán, Chiapas, quien estuvo acompañada de su aprendiz, que es una joven construyendo el futuro, Zuleyma Domínguez, y Carmen Cortez Castillo, productora de maíz y frijol, del municipio Villa de Ramos, San Luis Potosí, quien estuvo acompañada de su técnica agroecológica, Adriana Cruz Torres.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *