Enfermeras guerreras en la primera línea de batalla contra el Covid-19 0 137

El departamento de enfermería del Hospital General de Culiacán nació con la fundación del Hospital General de Culiacán el 16 de Mayo de 1990. El próximo sábado esta unidad emblemática de los Servicios de Salud de Sinaloa cumplirá 30 años pero no habrá celebración porque no hay reposo en la lucha contra la pandemia del Covid-19

Culiacán, Sinaloa a 12 de mayo de 2020.- “La lámpara de Florence Nightingale sigue encendida con el profesionalismo del personal de enfermería que diariamente se encuentra en la primera línea de batalla contra el Covid-19, son guerreros y guerreras que merecen nuestro más profundo agradecimiento y un público reconocimiento”, expresó el Dr. Aarón López Monge en el marco del Día Internacional de la Enfermería y Bicentenario del natalicio de Florence Nightingale, primera enfermera profesional de América.

El director del Hospital General de Culiacán “Dr. Bernardo J. Gastélum” precisó que en 2020: Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería las enfermeras jamás se imaginaron enfrentar tan enorme desafío. “Son héroes y heroínas que siempre están presentes siguiendo los protocolos sanitarios para cuidar de sí mismas y así poder mantener el cuidado que los pacientes requieren”.

“Reconocemos la invaluable y delicada labor que realiza el personal de enfermería, cumpliendo un agobiante compromiso en el que diariamente luchan por la vida de sus semejantes y demuestran su disposición incansable y su entrega permanente en atender a quien tiene su salud quebrantada”, afirmó.

“El trabajo que realizan todos los días –subrayó López Monge- los enfermeros y las enfermeras es un trabajo de gran responsabilidad que representa un enorme esfuerzo y sacrificio en beneficio de la sociedad”.

Beatriz Adriana Sosa Montoya, jefa de Enfermeras del Hospital General de Culiacán, sostuvo que el gremio de enfermería es unido. “Quiero darle las gracias a todo el personal de enfermería por su compromiso y dedicación. En estos tiempos se aprecia y se valora muchísimo. Dios nos bendiga a todas y nos cuide de no caer en la enfermedad”.

Lilia Lemus Huízar, jefa de piso de traumatología, confesó que jamás paso por su cabeza que iba a pasar por todo esto. “Estoy a punto de cumplir treinta años de servicio y cuando inició el año pensé retirarme, pero al ver todo esto me di cuenta que no me debía ir y aquí estoy luchando por los pacientes”, comentó con la voz quebrada por la emoción. “Amo mi trabajo y le pido a Dios que no me pase nada para seguir trabajando con mis compañeras y compañeros de enfermería”.

“Como seres humanos sentimos temor –admitió Erika de Lourdes Rafael Lechuga, supervisora del turno matutino- porque nos estamos enfrentando a una enfermedad de la que todavía se desconocen muchas cosas, pero le echamos ganas por los pacientes que más nos necesitan”.

Guadalupe Arriaga Leyva, supervisora de enfermería del turno matutino, externó que la pandemia del Covid-19 es una situación pesada para enfermería: “nos estamos enfrentando a nuevos retos y es poco el personal porque se han ido compañeras por cuestiones de salud. Las que nos quedamos estamos comprometidas. Agradezco al personal de enfermería todo lo que ponen de su parte porque es una labor ardua y agotadora al ver el sufrimiento y las necesidades del paciente. Incluso necesidad de compañía porque esos pacientes se encuentran en soledad durante su hospitalización porque no pueden tener un familiar a su lado”.

Petra Socorro Castillo, jefa de servicio en el área de trasplantes, subrayó que la enfermería es la profesión más bonita del mundo y parte fundamental de un hospital: “la enfermera es la piedra angular para el tratamiento de todos los pacientes que ingresan a un área hospitalaria”.

“Es una enfermedad que ha venido a destruir a muchas familias. Es una gran impotencia el querer ver que tus pacientes se reincorporen a una vida social. Es una enfermedad desconocida que provoca también el dolor de ver cuando tus pacientes se van y que no puedes ayudar más de lo que ya haces”, expresó.

María Yesenia Hernández Valladolid, subjefa de enfermería del turno matutino, aseveró que el personal de salud no puede quedarse en casa: “tenemos que salir a pesar del temor al contagio porque debemos venir a trabajar”.

“Como profesionales de enfermería –apuntó- jamás pensamos que este año enfrentaríamos una pandemia de esta magnitud y como enfermeras sentimos miedo. Usamos equipo de protección personal que es cansado vestirlo, traerlo y prestar la atención”.

Un pastel, unos bocadillos y unas flores en un espacio de turno representaron el simbólico festejo conjunto del Día de las Madres y el Día de la Enfermería.

El departamento de enfermería del Hospital General de Culiacán nació con la fundación del Hospital General de Culiacán el 16 de Mayo de 1990. El próximo sábado esta unidad emblemática de los Servicios de Salud de Sinaloa cumplirá 30 años pero no habrá celebración porque no hay reposo en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Finalmente, el Dr. Aarón López Monge exhortó a la población a que haga caso a las recomendaciones de quedarse en casa y mantener las medidas de higiene para romper la cadena de transmisión del Covid-19. “Cuidar de nosotros mismos es cuidar de nuestros seres queridos y ayuda a no saturar los hospitales Covid-19. La prevención requiere la participación de todos y es una manera también de disminuir el desgaste físico y emocional de las enfermeras y todo el personal hospitalario que trabaja por la salud de la población”, concluyó.

 

 

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *