El Gobierno de México, plenamente comprometido con el Derecho Humano al Agua de la población 0 111

El Gobierno de México trabaja con la legislación existente para que todas las familias mexicanas cuenten con agua para consumo doméstico y con acceso al saneamiento.

Muestra de ese compromiso es el Decreto por el Derecho Humano al Agua que firmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, que establece la garantía de, al menos, 100 litros diarios por persona, incluidos quienes viven en comunidades indígenas y marginadas.

Así lo expresó la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, al participar en la clausura del foro virtual “Iniciativas y propuestas de cambio para enriquecer el marco jurídico del agua” organizado por la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado de la República.

Asimismo, precisó que este año se modificaron las reglas de operación de los programas de la Conagua, para entregar recursos directamente a sistemas comunitarios, dar prioridad a las familias más vulnerables y apoyarlas para que cuenten con sistemas de captación de agua de lluvia, así como con sanitarios secos o con biodigestor.

Así ocurrió, por ejemplo, con el programa PROAGUA, gracias al cual durante el presente año se están realizando 174 obras en 216 localidades con alta y muy alta marginación; acciones que benefician a casi 100 mil personas, con una inversión cercana a los 400 millones de pesos.

Jiménez Cisneros agregó que desde el primer año de este gobierno, se restauró el carácter técnico de la Conagua, se transparentaron los trámites y se hizo pública la información de diversas áreas en la página electrónica de la Comisión, en temas como los relacionados a la calidad del agua y los títulos de concesión.

Como parte fundamental de la renovación institucional −sostuvo− se transparentó el control de la corrupción con el objetivo de cerrarle espacios, y se abrió la participación de la sociedad para ser más eficientes en la gestión integral del agua.

Para lograr estos propósitos, destacó que se debe evitar la sobrerregulación y la creación de órganos burocráticos que aumenten el gasto público y que propicien la corrupción, y enfocarse en hacer más eficientes las instituciones ya establecidas y en seguir escuchando el sentir de la población.

Por ello, la Conagua ha fortalecido la participación ciudadana a través de los Consejos de Cuenca y de sus órganos auxiliares, promoviendo que sean verdaderamente representativos y que atiendan las necesidades de las comunidades.

Finalmente, reconoció el trabajo y el interés de la ciudadanía, la academia, las organizaciones civiles, los usuarios del agua, los órdenes de gobierno y el Poder Legislativo para desarrollar un nuevo marco legal del agua que permita que todas las familias mexicanas cuenten con acceso al agua y al saneamiento.

Previous ArticleNext Article
Sector Primario MX
Gaceta informativa digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *